Estamos leyendo … Una madre

febrero 6, 2018

Una madreEl retrato de una ciudad acogedora y esquiva a partes iguales, de una familia unida por los frágiles lazos de la necesidad y del amor y la mirada única de una mujer maravillosa en un momento extraordinario. Faltan unas horas para la medianoche. Por fin, después de varias tentativas, Amalia ha logrado a sus 65 años ver cumplido su sueño: reunir a toda la familia para cenar en Nochevieja. Una madre cuenta la historia de cómo Amalia entreteje con su humor y su entrega particular una red de hilos invisibles con la que une y protege a los suyos, zurciendo los silencios de unos y encauzando el futuro de los otros. Sabe que va a ser una noche intensa, llena de secretos y mentiras, de mucha risa y de confesiones largo tiempo contenidas que por fin estallan para descubrir lo que queda por vivir.

Junto a ella están sus tres hijos: Silvia, Emma y Fer, Olga, la novia de Emma, el tío Eduardo, un simpático hombre hecho a sí mismo y los perros Max y Shirley, una constante en las novelas de Alejandro Palomas. Y también, una ausencia, la de un padre fullero y egoísta al que ninguno echa en falta.

Amalia sabe que es el momento de actuar y no está dispuesta a que nada la aparte de su cometido. Un cartel luminoso que emite mensajes desde una azotea junto al puerto, una silla en la que desde hace años jamás se sienta nadie, una Barcelona de cielos añiles que conspira para que vuelva una luz que parecía apagada, unos ojos como bosques alemanes y una libreta que aclara los porqués de una vida entera; Una madre no es solo el retrato de una mujer valiente y entrañable, y de los miembros de su familia que dependen de ella y de su peculiar energía para afrontar sus vidas, sino también un atisbo de lo que la condición humana es capaz de demostrarse y mostrar cuando ahonda en su mejor versión.

La próxima sesión será el martes 6 de marzo, a las 19.00

Anuncios

Alejandro Palomas

febrero 6, 2018

A2-48979527.jpg

Alejandro Palomas nació en Barcelona en 1967. Es licenciado en Filología Inglesa y Máster en Poética por el New College de California, en San Francisco.

Ha compaginado sus incursiones en el periodismo con la traducción de clásicos anglosajones como Katherine Mansfield, Willa Carther, Oscar Wilde, Jack London o Gertrude Stein; y dirige la colección “Pérfidos e Iluminadas”, de El Cobre Ediciones, en la que ha traducido las memorias de Françoise Sagan “Desde el recuerdo”.

Su primera novela A pesar de todo se publicó en el año 2002. En ese mismo año publicó la segunda El tiempo del corazón tras la que fue nombrado Nuevo Talento Fnac.

Con el pseudónimo de Cassandra Leytton, se alzó como finalista en el Premio Ciudad de Torrevieja de Novela en 2008, con la obra El secreto de los Hoffman, que presentó con el título La vida que nos queda. Al año siguiente esta novela fue adaptada al teatro.

Tres años más tarde quedó también finalista del Premio Primavera de Novela con El alma del mundo. Es autor asimismo de la trilogía formada por Una madre, Un hijo y Un perro. Su obra ha sido traducida a diez lenguas.

Ha obtenido el premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil de 2016 por su novela Un hijo que se publicó simultáneamente en catalán y castellano en el año 2015.

En 2016 publicó Las dos orillas, el primer libro ilustrado de Alejando Palomas, en colaboración con Fernando Vicente que se ocupa de las ilustraciones. En esta novela retoma los personajes de su trilogía anterior, sumergiéndonos en la mente del perro Rulfo, quien tiene el mismo nombre que el propio perro del autor.

Este año ha logrado el premio Nadal con su obra Un amor.


Estamos leyendo… El disputado voto del señor Cayo

enero 9, 2018

El disputado voto del señor Cayo 2En El disputado voto del señor Cayo, Delibes aborda un tema que es una de las grandes tragedias de nuestro tiempo: el abandono del campo. A uno de los muchos pueblos prácticamente vacíos y en ruinas del norte de Castilla llega un grupo de jóvenes militantes de un partido político a hacer propaganda electoral. Los recibe el señor Cayo, uno de los dos vecinos que quedan en el pueblo. Su vida es casi robinsoniana, su hablar reposado, lleno de una ancestral sabiduría que infunde un hondo sentido humano de su persona. El lenguaje crudo y desenfadado de los jóvenes que le visitan, cultos a veces, inconscientes otras, es el contrapunto necesario para poner en evidencia la distancia que separa dos culturas, dos formas de vivir y de ver el mundo. Una que desaparece sustituida poco a poco por otra urbana, ruidosa y masificada.

 

Argumento


Es un relato corto entorno al viaje que un grupo de políticos realizan a un pueblo para conseguir votos de cara a las elecciones. Representa la campaña electoral de un partido de izquierdas en las primeras elecciones generales de la transición.

El pueblo al que llegan está prácticamente deshabitado; tan sólo viven tres personas: Cayo y su mujer sordomuda y otro vecino con el que éste no se habla. Durante las horas que Rafa, Laly y Víctor están en el pueblo, Cayo tiene oportunidad de mostrar su sabiduría ancestral y su enorme capacidad para sobrevivir en solitario: él se cultiva la tierra, se hace su pan, se procura lo necesario para la vida. Su vida es casi de un aislamiento total; su hablar reposado, lleno de una ancestral sabiduría, infunde un hondo sentido humano a su persona. El lenguaje crudo y desenfocado de los jóvenes que le visitan, cultos a veces, inconscientes o ignorantes otras, es el contrapunto necesario para poner en evidencia dos culturas que se ignoran. Una que desaparece poco a poco sustituida por otra ruidosa y masificada.

Los dos primeros capítulos se desarrollan en la sede provincial del partido. Delibes utiliza muy bien el modo de expresarse entre los que por allí pululan. La realidad urbana aparece reflejada de un modo un tanto peyorativo

A continuación el trío de militantes se van a hacer campaña a algunos pueblos previamente elegidos. Para acentuar las diferencias urbe/villa Delibes diferencia el tipo de expresión de los primeros capítulos; en la primera localidad del itinerario ya se nota el cambio, acentuándose más cuando hablan con el señor Cayo. Sirva como ejemplo: “Me parece a mí que no vamos a entendernos” dice, apuntando tanto al tipo de lenguaje que utilizan uno y otros como a las dos formas de vida que entrechocan. Aquí el tipo de lenguaje del narrador, -el escritor- cambia recreándose en un descriptivismo de los objetos y usos del ambiente rural.

 

Estructura


Es una obra que, por una parte, tiene la estructura lineal de una novela tradicional (presentación, nudo desenlace) y por otra, utiliza ciertos hallazgos de la novela llamada moderna: sea la “reducción temporal” (relata lo ocurrido en poco más de 24 horas), sea la presencia de acción antes del conocimiento, por el lector, de los escenarios y los personajes.

Los escenarios de acción están claramente delimitados y a ellos adapta a los personajes y el tipo de lenguaje que entre ellos utilizan.

La novela se estructura con una gran sencillez. La acción avanza con naturalidad, en ritmo ajustado que mantiene un tono amable y ameno que capta el interés de principio a fin.

La próxima sesión será el martes 6 de febrero, a las 19.00

 


Miguel Delibes

enero 9, 2018

Miguel DelibesMiguel Delibes Setién nació en Valladolid en 1920.

Tras estallar la Guerra Civil Española, se enroló como voluntario en la Marina del Ejército sublevado en 1938. Al concluir la contienda, regresó a su ciudad natal e ingresó en la Escuela de Comercio. Tras finalizar esta carrera, inició la de Derecho y se matriculó en la Escuela de Artes y Oficios de Valladolid, lo que le sirvió para ser contratado en 1941 como caricaturista en El Norte de Castilla. Dos años más tarde, obtuvo la cátedra de Derecho mercantil, y comenzó a impartir clases en la Escuela de Comercio.

En 1947, recibió el Premio Nadal por La sombra del ciprés es alargada, su primera novela.

Nombrado subdirector del diario El Norte de Castilla en 1952, sus enfrentamientos con la censura se volvieron cada vez más frecuentes, hasta que en 1963, siendo ya director dimite de su puesto tras desavenencias con el ministro de Información y Turismo, Manuel Fraga.

En 1964 pasó seis meses como profesor visitante  en la Universidad de Maryland, Estados Unidos, y también viajó a Checoslovaquia, lo que se reflejó en algunas de sus novelas de aquella época.

Muchas de sus obras se han convertido en clásicos de la narrativa española del siglo XX. Podemos señalar como las más destacadas El camino, Cinco horas con Mario, Los santos inocentes, Las ratas, La hoja roja, Mi idolatrado hijo Sissi. Algunas han sido trasladas éxitosamente al cine como la adaptación de Los santos inocentes, de Mario Camus.

Entre los numerosos premios que recibió destacan el premio Príncipe de Asturias de las Letras 1982 y el premio Cervantes de 1993.

Murió en Valladolid en el año 2010 tras una larga enfermedad.

 


Estamos leyendo… La guerra no tiene rostro de mujer

diciembre 6, 2017

La guerra no tiene rostro de mujer

La guerra no tiene rostro de mujer fue el primer libro de la periodista bielorrusa y ganadora del Premio Nobel de Literatura, Svetlana Alexievich. Fue publicado en 1985 cuando en la Unión Soviética comenzaban a producirse las primeras reformas promovidas por Mijail Gorbachov.

Es una perfecta representación del estilo que cultivó la autora, que se conoce como novela colectiva o coro épico. Alexievich reúne una abundante cantidad de testimonios que va intercalando como si de un collage se tratase. El tema de esta, su primera obra, es la Gran Guerra Patriótica, la lucha contra la invasión nazi de 1941 y del papel, desempeñado por las mujeres en esta lucha.

Cerca de un millón de mujeres se alistaron como voluntarias en el ejército rojo durante la segunda guerra mundial. El libro de Svetlana Alexievich recoge un centenar de testimonios de las supervivientes de la guerra a partir de una gran cantidad de entrevistas que realizó desde 1978. Mujeres que prestaron sus servicios como tanquistas, francotiradoras, médicas o zapadoras. ¿Qué les ocurrió? ¿Cómo les transformó la experiencia de la guerra? ¿De qué tenían miedo? ¿Cómo era aprender a matar? Estas mujeres, la mayoría por primera vez en sus vidas, cuentan la parte no heroica de la guerra, a menudo ausente de los relatos de los veteranos. Hablan de la suciedad y del frío, del hambre y de la violencia sexual, de la angustia y de la sombra omnipresente de la muerte. Alexiévich deja que sus voces resuenen en este libro estremecedor.

La guerra no tiene rostro de mujer tuvo graves problemas con la censura. Se le achacaba mostrar una visión de las mujeres combatientes muy alejadas del ideal soviético promovido por el régimen. Alexievich quería reflejar simplemente la verdad. En el año 2002 escribió una versión ampliada que incluyó pasajes que habían sido eliminados en la versión original.

La próxima sesión será el martes 9 de enero de 2018, a las 19.00.


Svetlana Alexievich

diciembre 5, 2017

Svetlana Alexievich

Svetlana Alexievich nació en 1948, en Stanislav, un pueblo de la Ucrania soviética aunque se crió en Bielorrusia. Hija de dos maestros, estudió periodismo en la Universidad de Minsk desde 1967 y al graduarse marchó a la ciudad de Biaroza para trabajar en el periódico y en la escuela locales como profesora de historia y de alemán. Durante ese tiempo se debatió entre la tradición familiar de trabajar en la enseñanza y el periodismo.

El escritor bielorruso Alés Adamóvich la inclinó a la literatura apoyando un nuevo género de escritura polifónica, a medio camino entre la literatura y el reportaje. Usó este estilo en su primer libro La guerra no tiene rostro de mujer (1983), en el que, a partir de entrevistas, abordó el tema de las rusas que participaron en la II Guerra Mundial. El estreno de la adaptación teatral en Moscú, en 1985, supuso un gran antecedente en la apertura del régimen soviético iniciada por Mijaíl Gorbachov.

En Los muchachos de zinc, 1989, compila un mosaico de testimonios de madres de soldados soviéticos que participaron en la Guerra de Afganistán; en Cautivos de la muerte, 1993, ofrece la visión de aquellos que no pudieron sobrevivir a la idea de la caída del régimen soviéti

co y se suicidaron. Voces de Chernóbil (1997) expone el heroísmo y sufrimiento de quien

es se sacrificaron en la catástrofe nuclear de Chernóbil. Libro traducido a veinte idiomas, todavía sigue prohibido en Bielorrusia. En su última obra, Época del desencanto. El final del homo sovieticus, publicado a la vez en alemán y en ruso en 2014, procura hacer un retrato generacional de todos los que vivieron la dramática caída del utópico estado comunista soviético. También ha compuesto numerosos guiones para documentales y varias obras de teatro.

Enfrentada al régimen autoritario y la censura del presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, abandonó Bielorrusia en el año 2000 y estuvo viviendo en París, Gotenburgo y Berlín. En 2011 volvió a Minsk. Recibió el premio Nobel de Literatura de 2015.


Estamos leyendo… Patria

noviembre 8, 2017

Patria

Publicada en 2016, Patria, la novela de Fernado Aramburu es uno de los mayores fenómenos literarios de los últimos años, logrando el aplauso unánime de crítica y público y convirtiéndose en un fenómeno social.

El 20 de octubre del 2011, la banda terrorista ETA anuncia el abandono de las armas. Ese mismo día Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido, el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido, cuando volvía de su empresa de transportes? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¿Qué pasó entre esas dos mujeres? ¿Qué ha envenenado la vida de sus hijos y sus maridos tan unidos en el pasado? Con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, con sus heridas y sus valentías, la historia incandescente de sus vidas antes y después del cráter que fue la muerte del Txato, nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político.

Dos familias enfrentadas y dominadas por estas dos mujeres y cuyos apellidos, de forma nada causal, no conocemos.

Novela coral, construida en capítulos cortos narrados por sus protagonistas, Patria, va más allá de la historia de estas dos familias separadas por el terrorismo y compone un retrato total de la sociedad vasca de aquellos años.

La próxima sesión será el martes, 5 de diciembre, a las 19.00.