Estamos leyendo… Tea Rooms

septiembre 13, 2017

Cubierta_TeaRooms

Corren los años treinta en Madrid y las trabajadoras de un distinguido salón de té cercano a la Puerta del Sol ajustan sus uniformes para comenzar una nueva jornada laboral. Antonia es la más veterana, aunque nunca nadie le ha reconocido su competencia. A la pequeña Marta la miseria la ha vuelto decidida y osada. Paca, treintañera y beata, pasa sus horas de ocio en un convento y Laurita, la ahijada del dueño, se tiene por una “chica moderna”. Únicamente Matilde tiene ese “espíritu revoltoso” que se plantea una existencia diferente. Todas trabajan por un salario de hambre y una absoluta falta de expectativas. Están acostumbradas a callar: frente al jefe, frente al marido, frente al padre. Su vida se traduce en esta reflexión de Matilde: “Diez horas de trabajo, cansancio, tres pesetas”.El público, escribió Bertolt Brech, es una asamblea de individuos capaces de transformar el mundo, que reciben un informe sobre el mundo. Esta novela se pregunta qué hacer con los informes que nos llegan de las habitaciones y de los lugares de trabajo. Novela social, refleja crudamente la pobreza de las clases trabajadoras y las pocas oportunidades laborales que afrontaban las mujeres en aquella época.

Esta novela de Luisa Carnés fue escrita entre los años 1932 y 1933 y publicada en 1934. Era un momento convulso de la historia de España, inmersa en las dificultades de la Segunda República, que derivarían en la Guerra Civil Española. En ese momento, la autora, de origen humilde, pasaba por dificultades económicas que la llevaron a trabajar como camarera en un salón de té. El fruto de esta experiencia le serviría para escribir esta novela, trasladando a ella no solo las vivencias experimentadas en este trabajo sino también sus propias opiniones, a través de la figura de Matilde, la protagonista, que narra la historia en primera persona.

La próxima sesión será el martes 3 de octubre, a las 19.00

Anuncios

Luisa Carnés

septiembre 12, 2017

Luisa Genoveva Carnés Caballero, también conocida por el pseudónimo de Clarita Montes, fue una escritora y periodista española.

Nació en Madrid en 1903 en una humilde familia madrileña. Su padre, Luis Carnés, era barbero y practicante, y su madre, Rosario Caballero, era sastra, pero abandonó el trabajo para cuidar de sus hijos. Abandonó la escuela a los once años y entró como aprendiza en el taller de sombreros de una tía suya.

En 1923 escribió su primer cuento. En los años siguientes fue completando su formación literaria de modo autodidacta, leyendo todo aquello que caía en sus manos mientras trabajaba, desde 1928, como telefonista o mecanógrafa en la casa editorial Compañía Iberoamericana de Publicaciones (CIAP) donde conoció a su primer marido, el dibujante Ramón Puyol, del que tuvo un hijo. Disfrutó de alguna notoriedad literaria y tras el cierre de la editorial emigró a Algeciras. Pero volvió a Madrid, donde trabajó como camarera en un salón de té que le inspiró su obra, Tea Rooms.​ Defensora activa de la causa republicana, al estallar la Guerra Civil escribió artículos y teatro de combate que estrenó con Rafael Alberti hasta que escapó a Francia; se libró de ir a parar a un campo de concentración gracias al ofrecimiento del presidente mexicano Lázaro Cárdenas, y así terminó exiliada en 1939 en México. Allí permaneció hasta su muerte en 1964 en un accidente de automóvil. Dejó un corpus literario de una decena de novelas, una sesentena de cuentos, tres piezas de teatro y centenares de crónicas.

Su primera obra impresa, Peregrinos del calvario (1928), reúne una serie de novelas breves con influencias de Dostoyevski, Tolstoi, el folletín y la novela popular,  asombrando a los críticos por la madurez de su estilo. Pero probablemente, su obra más célebre esTea Rooms: Mujeres obreras, publicada en 1934 su novela más marcadamente social, una novela-reportaje con experiencias reales de las mujeres trabajadoras de la época.


Estamos leyendo… Insomnio

diciembre 14, 2016

insomnio Insomnio es un texto de indudable modernidad literaria tanto por su historia plural de vidas fragmentadas, acorde con la profunda desorientación del mundo actual, como por la forma de expresión emanada de su yo narrador, en plena crisis de los cuarenta en su condición humana y de escritor con escaso éxito público. La novela está compuesta por 76 capítulos de corta extensión en los cuales el narrador en primera persona, que acaba de cumplir los 42 años, lleva a cabo la recapitulación personal de su vida, su relación con los amigos de siempre y sus logros y frustraciones como escritor. Se trata, pues, de una novela con una doble dimensión. En cuanto narración del yo, descubre la angustia de un escritor insomne que, habiendo buscado la poesía más pura, “he llegado a columnista de periódicos” (pág. 204). En este aspecto, que constituye el eje vertebrador del relato, introspectivo y con no poco de exorcismo personal, la novela explota materiales y recursos de lo que se ha llamado autoficción, por su deliberada ficcionalización de elementos autobiográficos mezclados con otros imaginarios, sin que puedan distinguirse con certeza los unos de los otros, y por la frecuente presencia de citas literarias y numerosas referencias de autores leídos, admirados o discutidos.

Pero Insomnio es también una novela de grupo. Esta dimensión colectiva, tan importante como la individual y con idéntica modernidad, destaca la desorientación presente del grupo de amigos del narrador y de otros personajes relacionados en el presente con su familia. La narración se localiza en el verano del año 2001 en Pamplona, con rápidas salidas a otras ciudades como París, Bruselas, Brujas o Amsterdam, entre otras. Los amigos del narrador, ya desde su juventud, son también escritores o científicos que, por diferentes motivos, han ido postergando e incluso abandonando su antigua vocación. En conjunto representan, cada uno a su manera, el extravío existencial, la desorientación individual y el desconcierto emocional que dicha generación de cuarentones encarna en su primer verano del siglo XXI.

La diversidad de peripecias, con las cambiantes relaciones de todos estos personajes en su paso por diferentes lugares, da lugar a la variedad y abundancia de historias intercaladas a lo largo del relato, sobre todo a partir del capítulo 56, cuando éstas ya se suceden en rápida concatenación. Son historias de soledad, frustraciones y fracaso, bien por la cadena enloquecida de tragedias que destrozan la vida de un científico hasta recluirlo en un psiquiátrico, bien por la reiterada sucesión de amores y desamores, felicidad y melancolía que acompañan las vidas de los personajes.

El principal elemento de unidad estructural de tanta diversidad está en el común sentimiento del paso del tiempo que aqueja a todos por igual, tanto en su transcurso vital, como en los proyectos de escritura de algunos, siempre postergados y nunca realizados plenamente. Hay que resaltar como eficaz complemento del pesimismo que domina el relato, el eficaz empleo de la ironía y el humor.

Notas de prensa

“Insomnio es un texto de indudable modernidad literaria tanto por su historia plural de vidas fragmentadas, como por la forma de expresión emanada de su yo narrador.”
Ángel Basanta, El Mundo

“Escrita con un lenguaje deliberadamente transparente.” Gara

“Insomnio es un libro honesto, comprometido en su deseo de aportar una visión interesante de la realidad, una verdad singular.” María Bengoa, El Correo

“Una novela majestuosa, ágil y conmovedora, fruto de una rara destreza narrativa capaz de apasionar y emocionar a la vez.” Antonio J.Ubero, El Faro de las letras


Fernando Luis Chivite

diciembre 14, 2016

chiviteFernando Luis Chivite, (también conocido como Fernando Chivite), es un escritor en verso y prosa navarro, nacido en Pamplona en 1959 y residente en Villava.

Premios

  • XLI Premio Internacional de Poesía “Hermanos Argensola” por ‘Apuntes para un futuro manifiesto’, en 2009.
  • Premio Café Gijón de novela en 2006 por Insomnio.
  • Premio Ciudad de Irún de poesía en 1998.
  • Premio de poesía Gerardo Diego en 1996.
  • Premio Pío Baroja de novela en 1995.
  • Premio Ciudad de Barbastro de novela en 1993

Fernando Luis Chivite es licenciado en Filosofía y Letras (sección Ciencias de la Educación) por la Universidad de Navarra. En la actualidad trabaja como logopeda en un centro de educación especial. Es columnista habitual de los periódicos Diario de Noticias (de Navarra) y El Correo, entre otros periódicos del grupo Vocento. Figura en la antología “Articulismo español contemporáneo”, de 2004.

Bibliografía

  • “La inmovilidad del perseguido”, 1986 (poesía)
  • “Los seres indefensos”, 1993 (novela)
  • “El abismo en la pared”, 1995 (poesía)
  • “La tapia amarilla”, 1996 (novela)
  • “Calles poco transitadas”, 1998 (poesía)
  • “El viaje oculto”, 2001 (novela)
  • “La fuga de todo”, 2003 (novela)
  • “Insomnio”, 2006 (novela)
  • “Apuntes para un futuro manifiesto”, 2009 (poesía)

Estamos leyendo… El palacio azul de los ingenieros belgas

noviembre 17, 2016

el-palacio-azul-de-los-ingenieros-belgasUn día de septiembre de 1927, Nalo entró a trabajar en el palacio azul de los ingenieros belgas como aprendiz de jardinero. Las primaveras y las revol,uciones llegaron al palacio antes que a ningún otro lugar e iniciaron al joven en la amistad y el amor, en la comprensión y en análisis. Fulgencio Argüelles, a través de un narrador certero que observa con ternura, nos acerca a los avatares personales e históricos de quienes vivieron y trabajaron en el palacio azul, y conforma un mundo particular que trasciende a lo universal, pues, como apuntó Eugenio D’Ors “el alma popular en todas partes la misma”

Con esta novela, Fulgencio Argüelles ganó el premio Café Gijón del año 2003.

La próxima reunión será el martes 13 de diciembre, a las 19.00


Fulgencio Argüelles

noviembre 17, 2016

fulgencio-arguellesNacido en la aldea allerana de Orillés (en asturiano y oficialmente, Uriés), estudió psicología en las universidades de Comillas y Complutense de Madrid, especializándose en psicología del trabajo y de las organizaciones. Después de una larga estancia en Madrid, en 1997 regresó a Asturias para residir en Cenera (Mieres), el lugar donde había pasado su infancia y su juventud.

Antes de la publicación de su primera novela recibió varios premios por sus relatos cortos, tanto en castellano (Aller, Guardo o Internacional de Meres) como en asturiano (Carreño, Lena o Bilordios de Pinón).

Ha publicado las novelas Letanías de lluvia, Premio Azorín de 1992; Los clamores de la tierra, una novela histórica ambientada en el reinado de Ramiro I; Recuerdos de algún vivir, Premio Principado de Asturias 2000 concedido por la Fundación Dolores Medio, y, su obra más conocida, El Palacio azul de los ingenieros belgas, con la que obtuvo el Premio Café Gijón 2003. También ha publicado los libros de relatos Del color de la nada y Seronda, éste último en asturiano y en colaboración con el pintor asturiano J. Enrique Maojo.

Escribe habitualmente artículos de opinión, así como críticas literarias en el diario El Comercio, donde mantuvo, durante cierto tiempo, una sección fija denominada Libros de siempre jamás. Por estos artículos le fue concedido el Premio de la Crítica que concede la Asociación de Escritores de Asturias (AEA) al columnismo literario en 2012.


Estamos leyendo… El padre de Blancanieves

octubre 28, 2016

el-padre-de-blancanievesUna profesora de instituto espera a que el repartidor del supermercado le traiga la compra. El repartidor se retrasa y ella se marcha. Horas después encuentra que le han dejado la compra a unos vecinos y se han estropeado los productos congelados. Llama al supermercado para quejarse. Al día siguiente, sábado, la profesora aún no se ha quitado su camiseta de dormir cuando llaman al timbre; es el repartidor del supermercado, un hombre de Ecuador. El hombre le dice que por causa de su llamada telefónica le han despedido. La profesora lamenta el incidente, pero el hombre insiste: ella es responsable de su despido, debe encontrarle otro empleo, de lo contrario él estará siempre ahí, a la puerta de su casa o de los lugares que ella frecuenta, esperando. La profesora amenaza con llamar a la policía, el hombre dice que en ese caso su esposa y sus hijos irán a verla, le enviarán cartas, no podrá librarse tan fácilmente de su responsabilidad. A partir de ese momento, la vida de la profesora se ve afectada, y con ella, la vida de su marido, la de su hija mayor, quien milita en una organización política, y finalmente también la vida de su hijo de trece años.

El público, escribió Bertolt Brech, es una asamble a de individuos capaces de transformar el mundo, que reciben un informe sobre el mundo. Esta novela se pregunta qué hacer con los informes que nos llegan de las habitaciones y de los lugares de trabajo. En el cuento tradicional, el padre de Blancanieves no está de viaje o en la guerra; está en el castillo, asiste a las maquinaciones de la madrastra pero guarda silencio. ¿Por qué no advertimos que estaba ahí? ¿Existe la clase media o es una ficción hermosa y triste? ¿Puede el padre de Blancanieves llevar su ánimo a la altura de su espíritu, sus sentimientos a la altura de su sagacidad?

Con El padre de Blancanieves, su sexta novela, Belén Gopegui prosigue su certera indagación en las fronteras que unen y separan las habitaciones privadas y los espacios públicos; un proyecto narrativo sin parangón en nuestras letras.

La próxima sesión será el martes 8 de noviembre, a las 19.00