Estamos leyendo

febrero 23, 2011

Poeta en Nueva York – Federico García Lorca

García Lorca dejó España en 1929 para impartir unas conferencias en Cuba y Nueva York. Aún así, el motivo del viaje fue quizá un pretexto para cambiar de aires y huir del ambiente que le rodeaba y que le oprimía: debido a un fracaso sentimental y al dilema interior que sentía por su sexualidad, Lorca padeció en esa época una profunda depresión. Vivió en Nueva York del 25 de junio de 1929 al 4 de marzo de 1930, partiendo entonces hacia Cuba, donde residió por un espacio de tres meses.

A Lorca le impactó profundamente la sociedad norteamericana, sintiendo desde el inicio de su estancia una profunda aversión hacia el capitalismo y la industrialización de la sociedad moderna, al tiempo que repudiaba el trato dispensado a la minoría de color. Poeta en Nueva York fue para Lorca un grito de horror, de denuncia contra la injusticia y la discriminación, contra la deshumanización de la sociedad moderna y la alienación del ser humano, al tiempo que reclamaba una nueva dimensión humana donde predominase la libertad y la justicia, el amor y la belleza. Es por ello por lo que puede ser considerada una de las obras poéticas más importantes y relevantes de la historia de este arte, dado su trascendentalismo. Una crítica poética en un momento de cambios económicos y sociales de una magnitud única en toda la historia de la humanidad, que convierte esta obra en una profunda reflexión pesimista y hace que sea un nexo de unión entre el modernismo y la nueva era tecnológica.  

El primer y único borrador de Poeta en Nueva York fue entregado por Lorca a José Bergamín poco antes de su muerte, en 1936, con abundantes tachones, añadidos y correcciones. Bergamín se llevó consigo el manuscrito al exilio, primero a Francia y luego a México, y a partir de él realizó la primera edición de 1940, que apareció simultáneamente en México y Estados Unidos.

Tendremos la próxima reunión el 1 de marzo a las 19.00

Anuncios

Federico García Lorca

febrero 23, 2011

POETA EN NUEVA YORK – Federico García Lorca

Federico García Lorca nació en Fuente Vaqueros, Granada, el 5 de junio de 1898.

Entre 1919 y 1928, vivió en la Residencia de Estudiantes, de Madrid, un centro importante de intercambios culturales donde se hizo amigo del pintor Salvador Dalí y del cineasta Luis Buñuel,  a quienes cautivó con sus múltiples talentos.

Perteneció a la llamada “generación del 27”, compuesta, entre otros, por Rafael Alberti, Gerardo Diego, Luis Cernuda, Jorge Guillén, Dámaso Alonso, Pedro Salinas, Vicente Alexaindre, con quienes compartió amistad e inquietudes artísticas.

Su primera vocación artística fue la música. De muy joven comenzó a tocar la guitarra y a estudiar piano. Compuso canciones con fuertes raíces flamencas e investigó el cancionero popular andaluz con Manuel de Falla.

Así manifestaba Lorca su actitud de artista: “Si es verdad que soy poeta por la gracia de Dios -o del demonio- también lo es que lo soy por la gracia de la técnica y del esfuerzo”.

En su obra se unen lo popular y lo culto en un estilo donde lo preponderante es la expresión del autor. Trata problemas sociales e individuales como la frustración amorosa, las represiones sexuales y el destino trágico. “El artista debe reír y llorar con su pueblo”, dijo.

Como dramaturgo, abordó diferentes géneros, aunque su reputación descansa principalmente en las tres tragedias populares: Bodas de Sangre, Yerma y La casa de Bernarda Alba. Dirigió el teatro universitario “La Barraca”, con el que viajó por toda España representando obras de Lope de Vega, Tirso de Molina y Calderón de la Barca.

Sus posiciones antifascistas y su fama le convirtieron en una víctima fatal de la Guerra Civil española, en Granada, donde le fusilaron, en agosto de 1936.

 


Mercé Rodoreda

febrero 21, 2011

Mercè Rodoreda i Gurguí nació el 10 de octubre de 1908 en Sant Gervasi de Cassoles, Barcelona. Pronto tuvo que abandonar la escuela para cuidar a su abuelo que había sufrido un ataque de apoplejía y al que la escritora profesaba un gran cariño.

 En 1928 conoce a su tío materno, que le llevaba 17 años, Joan Gurguí, con el que acabará contrayendo matrimonio y al año siguiente nace su único hijo, Jordi. El matrimonio no fue un éxito ya que Mercè no se sentía a gusto en el papel de esposa y madre, por ello se dedicó a diversas actividades intelectuales como el periodismo y en 1932 escribió su primera obra Soc una dona honrada?.

Su famosa novela Aloma, se publica en el año 1938. En plena Guerra Civil fallece su padre a consecuencia de un bombardeo, y en 1939 abandona a su marido y a su hijo, iniciando un exilio que durará muchos años.

Conoce a Armand Obiols, en Brie, y aunque está casado y es padre de una niña, se convierten en amantes.

Esta época no es muy prolífica en lo literario; Mercè trabaja cosiendo y haciendo traducciones, y finalmente reanuda la escritura, que cristalizará cinco años más tarde con la novela Jardí vora el mar a la que seguirán su celebérrima La plaça del diamant –que será publicada en 1962-, y después Mirall trencat.

Por razones de trabajo, Mercè vivió en Ginebra, con breves estancias en Barcelona, desde 1953 hasta los años 80. En 1958 es galardonada con el Premi Víctor Cátalà por Vint-i-dos contes.

En 1964 fallece su madre, en 1966 su marido, y en 1968 se encuentra por última vez con su hijo ya que a éste se la declarado una enfermedad mental y es recluido en el psiquiátrico.

Armand Obiols, el amor de su vida, muere en 1971 en Viena y Mercè acaba estableciéndose en Romanyá de la Selva, en Girona.

El 13 de abril de 1983 murió de cáncer en Girona.


Estamos leyendo

febrero 11, 2011

La plaza del Diamante es una novela de la escritora catalana Mercè Rodoreda. Considerada por los críticos como la obra cumbre de la autora, se ha convertido ya en un clásico de la literatura de posguerra. La novela, publicada por primera vez en 1962, ha sido traducida a más de veinte idiomas.

Con el trasfondo de la llegada de la República y de la guerra civil, narra la historia de Natalia, una joven como tantas otras de su época, que acepta sin quejarse todo aquello que la vida, y su marido, le imponen. Incluso acepta que le cambien el nombre por el de “Colometa” (‘palomita’ en español).

Esta resignación termina al finalizar la guerra. Natalia se rebela por fin contra todo lo que considera injusto. Al final de la novela dejará de ser “Colometa” para convertirse en la “señora Natalia”. Un cambio de nombre que significa también un cambio de personalidad. La novela es también una crónica fiel de la Barcelona de posguerra y de cómo marcó este periodo histórico a sus habitantes.

Utilizando como recurso expresivo el monólogo, y un naturalismo desgarrador Rodoreda permite que los lectores conozcan los sentimientos más profundos de la protagonista. La autora se sirve de un estilo narrativo simple y llano, cargado de poesía, adecuado a la inocencia e ingenuidad de la protagonista. A pesar del dramatismo de la obra, Mercè Rodoreda utiliza cierto grado de humor, adecuado también al carácter de su personaje.

Colometa es una persona sumisa e ingenua, no tiene personalidad al principio de la obra, pero mientras va avanzando la obra empieza a sacar su carácter y empieza esto por matar palomas. Colometa tiene una connotacion positiva en algún aspecto: quiere decir pequeña paloma. Este nombre se le fue dado por Quimet, quitándole su identidad.

La plaza del diamante fue llevada al cine en 1982 por el director Francesc Betriu. Sílvia Munt fue la encargada de interpretar el personaje de Colometa mientras que Lluís Homar interpretó a Quimet, primer marido de la protagonista. Posteriormente se realizó una adaptación televisiva del filme. 

Próxima reunión: Martes, 22 de febrero de 2011, a las 19.00


I Encuentro de Clubes de Lectura de Asturias

febrero 9, 2011

Autor invitado: MANUEL RIVAS.
Lugar: Auditorio “José Barrera”, Casa de Cultura de Pravia.
Fecha: 19 de febrero a las 11.00 h.

COMIDA.
Restaurante Patio del Balbona
Hora: 14.30 h.
Precio: 15 euros

TRASLADO.
Tren de FEVE, estación de Gijón, salida a 9.34 h.
Precio. 5´65 euros ida y vuelta.

IDENTIFICACIÓN.
Podéis pasar por la biblioteca a recoger la tarjeta de entrada al auditorio y restaurante.


Yukio Mishima

febrero 8, 2011


Yukio Mishima cuyo verdadero nombre era Kimitake Hiraoka.Tokio, Japón, 14 de enero de 1925 – 25 de noviembre de 1970, fue un escritor y dramaturgo japonés

Hijo de Azusa Hiraoka, secretario de Pesca del Ministerio de Agricultura. Pasó los primeros años de su infancia bajo la sombra de su abuela, Natsu, que se lo llevó y lo separó de su familia inmediata durante varios años. Natsu provenía de una familia vinculada a los samurái de la era Tokugawa, ella mantuvo aspiraciones aristocráticas -el nombre de juventud de Mishima, “kimitake”, significa “príncipe guerrero”- aun después de casarse con el abuelo de Mishima, un burócrata que había hecho su fortuna en las fronteras coloniales.

Algunos biógrafos opinan que Natsu favoreció la fascinación de Mishima por la muerte. Natsu no permitía que Mishima jugase a la luz del sol, practicase algún deporte o que tuviera juegos rudos con otros chicos de su edad. Prefería que pasase su tiempo solo o jugando a las muñecas con sus primas, incluso se habla de unos escritos de primera juventud que su padre rompió ante la mirada del joven Mishima.

Exento del servicio militar por sufrir tuberculosis, no participó en la guerra, suceso que él mismo entendió como una humillación.

Su ensayo más importante, Bunka boueiron (En defensa de la cultura), defendía la figura del Emperador, como la mayor señal de identidad de su pueblo. Más tarde formaría la Sociedad del Escudo (Tatenokai), con un fastuoso uniforme que él mismo diseñó y en el que pretendía reencarnar los valores nacionales de “su” Japón tradicional.

Durante los años 60 escribió sus más importantes novelas.

Dentro de estas obras, destaca su tetralogía El mar de la fertilidad, compuesta de las novelas Nieve de primavera, Caballos desbocados, El templo del alba y La corrupción de un ángel (esta última editada póstumamente), que, en su conjunto, constituyen una especie de testamento ideológico del autor, que se rebelaba contra una sociedad para él sumida en la decadencia moral y espiritual.

La mañana del “incidente” del 25 de noviembre de 1970, Mishima llevaba la última parte de esta tetralogía a su editor. Después se dirigió junto con los miembros de su grupo a un cuartel del ejército que ocuparon, y tras un discurso a la tropa, él y su compañero Masakatsu Morita se suicidaron mediante seppuku. Mishima realizó su seppuku en el despacho del General Kanetoshi Mashita. Su kaishaku (asistente) trató 3 veces de decapitarlo sin éxito. Finalmente, fue Hiroyasu Koga quien realizó la decapitación. Posteriormente, Masakatsu Morita intentó realizar su propio seppuku. Aunque sus cortes fueron poco profundos para ser fatales, hizo una señal a Koga para que también le decapitase.

Con su muerte desapareció uno de los críticos más lúcidos de la sociedad japonesa de posguerra y un artista superdotado que marcó señaladamente un rumbo en la historia de la literatura japonesa contemporánea.

Mishima comenzó su primera novela, Tōzoku (Ladrones), en 1946 y la publicó en 1948, colocándose en la segunda generación de escritores de posguerra (una clasificación en la literatura japonesa moderna que agrupa a los escritores que aparecieron en la escena literaria de posguerra, entre 1948 y 1949). Le siguió Kamen no Kokuhaku (Confesiones de una máscara), una obra autobiográfica sobre un joven de homosexualidad latente que debe esconderse tras una máscara para encajar en la sociedad. La novela tuvo un enorme éxito y convirtió a Mishima en una celebridad a la edad de 24 años.

Mishima fue un escritor disciplinado y versátil. No solo escribió novelas, novelas de series populares, relatos y ensayos literarios, también obras muy aclamadas para el teatro Kabuki y versiones modernas de dramas Nō tradicionales.

Su escritura le hizo adquirir fama internacional y un considerable seguimiento en Europa y América, y muchas de sus obras más famosas fueron traducidas al inglés.

Viajó ampliamente, siendo propuesto para el Premio Nobel de Literatura en tres ocasiones, y fue pretendido por muchas publicaciones extranjeras.

El suicidio de Mishima ha estado rodeado de mucha especulación. En el momento de su muerte acababa de terminar el libro final de su tetralogía El mar de la fertilidad, compuesta por las novelas Nieve de primavera, Caballos desbocados, El templo del alba y La corrupción de un ángel (esta última editada póstumamente), que, en su conjunto, constituyen una especie de testamento ideológico del autor, que se rebelaba contra una sociedad para él sumida en la decadencia moral y espiritual. Fue reconocido como uno de los más importantes estilistas del lenguaje japonés de posguerra.

Mishima escribió 40 novelas, 18 obras de teatro, 20 libros de relatos, y al menos 20 libros de ensayos así como un libreto. Una gran porción de su obra se compone de libros escritos rápidamente sólo por los beneficios monetarios, pero incluso no teniendo en cuenta estos, seguimos teniendo una parte sustancial de su obra.

Obras principales

• Madame de Sade

• Confesiones de una máscara (Kamen no kokohaku), 1948.

• Sed de amor (Ai no Kawaki), 1950.

• Los años verdes (Ai no jidai), 1950.

• El color prohibido (Kinjiki), 1954.

• El rumor del oleaje (Shiosai), 1956.

• El pabellón de oro (Kinkakuji), 1956.

• Después del banquete (Utage no ato),1960.

• El marino que perdió la gracia del mar, (Gogo no eiko), 1963.

• La Perla y otros cuentos, (; Shinju oyobi sonota no teiruzu), 1966. Incluye Patriotismo (Yokoku) del cual se hizo una película de 29 minutos y cuyas escenas aluden a su propio harakiri.

• El mar de la fertilidad (tetralogía) (Hojo no umi, 1964-1970

o Nieve de primavera, (Haru no yuki).

o Caballos desbocados (Honba).

o El templo del alba (Akatsuki no tera),

o La corrupción de un ángel (Tennin gosui),

• Música (Ongaku), 1972. Trata sobre la terapia que lleva acabo un psicoanalista (el doctor Shiomi) con su paciente (Reiko), la cual llega a su consultorio aclarando que misteriosamente ha dejado de oír la música, que es utilizada por la paciente como una metáfora del orgasmo. La novela se centra en la investigación profesional del médico por encontrar la razón de la frigidez de la paciente y por aclarar la atracción que ésta despierta en él.

• Lecciones espirituales para los jóvenes samuráis, (Hagakure Nyūmon)

Su carácter narcisista le llevó a participar en representaciones teatrales, espectáculos públicos y películas como Yokoku (llamada en occidente “Patriotismo”, o, en Japón, “El rito de amor y de muerte”), corto que él mismo escribió, dirigió, protagonizó y produjo. En él, representó su propio seppuku.


Estamos leyendo

febrero 8, 2011

 

Confesiones de una máscara

Yukio Mishima

Koo-chan, el joven narrador de Confesiones de una máscara, es un alma atormentada. De aspecto débil y enfermizo, solitario y taciturno, de extracción menos favorecida que sus compañeros, irá descubriendo sus inclinaciones homosexuales cuando se siente atraído por Omi, un chico de fuerte constitución. Pero, esclavo de lo convencional, no puede aceptar que trasciendan sus diferencias y deseos, por lo que establece una relación con Sonoko, la hermana de su amigo Kasuno, intentando convencerse de que está enamorado de ella. Mientras asume su escaso poder para amar, irán aflorando sus fantasías y su fascinación por la belleza entremezclada con la sangre, la violencia, la muerte…, escenificado en el cuadro de Guido Reni que representa el martirio de San Sebastián.

Nos reuniremos el próximo día 8 de febrero para discutir sobre este libro.