Estamos leyendo: El perro del hortelano y El tiempo de los emperadores extraños

9788074842122

El perro del hortelano, llamada también La condesa de Belflor, es un ejemplo de comedia de enredo y costumbres, escrita hacia 1618. Diana, la condesa, está enamorada de Teodoro, que ama a Marcela aunque está dispuesto a prestar oídos a su señora. Pero Diana se encuentra en un dilema: ni quiere casarse con él porque no pertenece a su clase, ni le da el consentimiento para que se case con Marcela. Sin embargo, cuando se entera de que Teodoro puede ser descendiente del conde Ludovico, acaban sus dudas.

El acto primero comienza en el palacio de la condesa de Belflor, con la huida de Teodoro y su lacayo Tristán, sin que el lector —o espectador— conozca las causas de esta trepidante salida. Diana no tarda en solicitar a Fabio noticias sobre el intruso pero es su criada Anarda quien confiesa a su señora que el desconocido caballero es Teodoro, el secretario de la condesa. Es en este punto cuando los celos de Diana toman las riendas de la historia, dando sentido al título de la comedia. Las palabras de Teodoro en el segundo acto recogen la esencia del texto de Lope: «Mas viénele bien el cuento / del perro del hortelano: / no quiere, abrasada en celos, / que me case con Marcela / y, en viendo que no la quiero, / vuelve a quitarme el juicio / y a despertarme si duermo».

El perro del hortelano, de Lope de Vega, se presenta como una comedia palatina en la que los protagonistas quedan puestos al servicio del amor y de los celos, de las intrigas y de las preocupaciones por la honra, en una constante lucha entre la verdadera pasión y el desvelo por las convenciones sociales. Obra representativa de la nueva comedia nacional, El perro del hortelano no sólo supone un referente en la vasta producción del Fénix, sino en la tradición teatral de las letras hispánicas, como demuestran las innumerables representaciones y adaptaciones que ha experimentado hasta nuestros días.

portada-tiempo-emperadores-extranos

Corre el año 1943. La División Azul participa en el cerco de Leningrado y nos encontramos en lo más crudo del invierno cuando aparece el cadáver de un soldado, Luis del Águila, que ha sido asesinado al tiempo que sobre su piel aparece tatuada la extraña frase: “Mira que te mira Dios”.

Los altos mandos de la División encomiendan la investigación del caso, tras algunas reticencias iniciales, a Arturo Andrade, el protagonista de otra novela de Ignacio del Valle: “El arte de matar dragones” quien pide la asistencia del adusto sargento Espinosa. Arturo encara la investigación del caso como un modo de recuperar el honor y la graduación perdidos.

En el curso de la investigación Arturo Andrade intenta dilucidar algo sobre el carácter del asesinado pero sus investigaciones solo acrecientan el misterio. Luis del Águila era una persona sumamente introvertida que apenas tenía amigos y que solamente se relacionaba con el cura de la División con el que continuamente se confesaba, al parecer preso de los remordimientos. ¿Qué es aquello por lo que Luis del Águila se martiriza? Ese es el interrogante que Andrade y Espinosa se afanan por contestar.

Pero el caso se complica aún más cuando se cometen  dos nuevos asesinatos, sin que las víctimas se conozcan ni tengan ninguna otra conexión entre sí. En uno de los crímenes Andrade y Espinosa cercan al asesino y están muy cerca de capturarle pero éste se escapa tras un intercambio de disparos en el que muere Espinosa.

Poco a poco se va desenredando la madeja y Arturo alcanza la revelación de que los asesinatos son en realidad castigos que los masones infligen a aquellos que osan revelar sus misterios. Y así es como Arturo Andrade se va acercando a la verdad, que pone de relieve todos los horrores de la reciente guerra civil librada en España.

Todo ello narrado con el telón de fondo del paisaje nevado de las estepas rusas y con la constante amenaza de los aviones soviéticos surcando el cielo y anunciando la inminente liberación.

La próxima sesión es el martes 4 de febrero, a las 19.00

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: