Estamos leyendo… Manual para mujeres de la limpieza

octubre 4, 2017

Manual para mujeres de la limpieza.jpg

Lucia Berlin, en vida, escribió cerca de un centenar de cuentos y publicó media docena de libros, sin que ninguno de ellos gozase de mucho éxito. Durante muchos años su obra fue olvidada hasta que en el 2015, 11 años después de su muerte, se publicó una antología que contenía 43 de sus mejores relatos. El título del volumen era Manual para mujeres de la limpieza que también era el nombre de uno de esos cuentos. Inmediatamente se situó entre los libros más vendidos del año y muchos críticos realizaron comentarios muy elogiosos sobre la obra.

Las protagonistas de estos cuentos son personas que sufren todo tipo de penurias económicas y luchan contra diversas adicciones en ambientes a menudo sórdidos. Por esta razón se compara a Lucia Berlin con otro gran cuentista estadounidense, Raymond Carver, el principal exponente de lo que se conoce como “realismo sucio”. Pero mientras Carver recae muchas veces en el cinismo y el pesimismo los cuentos de Lucia Berlin son mucho más vitalistas y optimistas, a pesar del poso de nostalgia que está presente en todos ellos. Lucia posee un gran sentido de humor que impregna permanentemente sus cuentos.

Es imposible disociar estos relatos de la propia existencia de Lucia Berlin. Ella, al igual que alguna de sus protagonistas, también padeció a una madre alcohólica que no la quería ni a ella ni a sus hermanas y que terminaría, según diversos indicios, suicidándose. Al igual que su madre, Lucia Berlin sufrió de alcoholismo y pasó varias veces por las clínicas de desintoxicación. Tuvo tres maridos y cuatro hijos y desempeñó todo tipo de trabajos para dar de comer a su familia como el de limpiadora que da nombre al libro.

A través de sus cuentos dejó constancia de lo que fue su vida y del modo valiente con que la afrontó, sin arredrarse ante las dificultades.

La próxima sesión será el martes, 7 de noviembre, a las 19.00

Anuncios

Lucia Berlin

octubre 4, 2017

Lucia Berlin

Lucia Berlin nació en Juneau, Alaska, en 1936. Durante sus primeros años de vida vivió en varios puntos de los Estados Unidos debido al trabajo de su padre como ingeniero de minas hasta que, en 1941, su padre se marchó a la guerra. Lucía se trasladó con su madre y sus hermanas a El Paso (Texas) donde vivían sus abuelos maternos.

 En 1955 estudió en la Universidad de Nuevo Mexico donde fue alumna de Ramón J. Sender. Allí conoció a dos músicos de jazz, Carrera Newton y Buddy Berlin y descubrió su vocación como escritora.

En 1958 se casó con Newton y publicó sus primeros cuentos pero el matrimonio no funcionó y Lucia se marchó con Buddy Berlin a México. Buddy fue un compañero carismático pero era adicto a la heroína y acabaron divorciándose en 1968.

Tras divorciarse trabajó como profesora sustituta en la Universidad de Nuevo México durante un tiempo.

Con poco más de 30 años y varios hijos a su cargo no tenía ingresos regulares así que realizó numerosos trabajos: de profesora de secundaria, recepcionista e incluso de limpiadora. Sus experiencias, además de su paso por centros de desintoxicación del alcohol y sus frecuentes visitas a México quedaron reflejadas en los relatos que escribió.​

En 1994 logró una plaza en la Universidad de Colorado como profesora asociada. Los estudiantes la adoraban pero el clima no le sentaba bien y empeoraba sus problemas respiratorios hasta que, en 2001, un cáncer de pulmón forzó su retiro. Se trasladó a California y se instaló en el garaje de uno de sus hijos.​

Falleció en 2004 en Marina del Rey, Los Ángeles.

Escribió cerca de un centenar de relatos y publicó media docena de libros. Durante muchos años su obra fue olvidada, hasta que en el año 2015 se publicó Manual para mujeres de limpieza, una antología de algunos de sus mejores cuentos que se convirtió en un éxito.