Apuntes sobre una discusión: La plaza del Diamante

marzo 14, 2011

Una mujer, Natalia, se ve traspasada por una realidad más fuerte que ella. Conoce al que será su marido, Quimet, en una fiesta en la Plaza del diamante; él le cambia el nombre y ya durante toda la obra, hasta el final, será Colometa. No es baladí esta apreciación, puesto que es el primer síntoma de la aparente debilidad de carácter de la protagonista.
La novela comienza durante el espacio temporal de la República. Colometa se casa y se va desvelando el espíritu torcido de Quimet. Las palomas son el hilo en el que se va engarzando, como en el collar de perlas de la señora Natalia, una vida abocada a la miseria y desesperación, cuando Quimet desaparece en la guerra y Colometa debe seguir manteniendo a sus dos hijos pequeños. Mercé Rodoreda describe los entresijos del alma de Natalia, que encuentra su verdadero camino al casarse con el tendero que le vendía el grano para las palomas. Los símbolos, las imágenes, la naturaleza, todo ello conforma el universo de una mujer, aparentemente débil, como tantas otras.
Rodoreda relata la vida de Barcelona con auténtica fidelidad. La escritura de la novela se vale de un lenguaje sencillo y llano, que nos llega aún con más facilidad gracias al recurso del monólogo interior.

Patricia Núñez

Anuncios

Mercé Rodoreda

febrero 21, 2011

Mercè Rodoreda i Gurguí nació el 10 de octubre de 1908 en Sant Gervasi de Cassoles, Barcelona. Pronto tuvo que abandonar la escuela para cuidar a su abuelo que había sufrido un ataque de apoplejía y al que la escritora profesaba un gran cariño.

 En 1928 conoce a su tío materno, que le llevaba 17 años, Joan Gurguí, con el que acabará contrayendo matrimonio y al año siguiente nace su único hijo, Jordi. El matrimonio no fue un éxito ya que Mercè no se sentía a gusto en el papel de esposa y madre, por ello se dedicó a diversas actividades intelectuales como el periodismo y en 1932 escribió su primera obra Soc una dona honrada?.

Su famosa novela Aloma, se publica en el año 1938. En plena Guerra Civil fallece su padre a consecuencia de un bombardeo, y en 1939 abandona a su marido y a su hijo, iniciando un exilio que durará muchos años.

Conoce a Armand Obiols, en Brie, y aunque está casado y es padre de una niña, se convierten en amantes.

Esta época no es muy prolífica en lo literario; Mercè trabaja cosiendo y haciendo traducciones, y finalmente reanuda la escritura, que cristalizará cinco años más tarde con la novela Jardí vora el mar a la que seguirán su celebérrima La plaça del diamant –que será publicada en 1962-, y después Mirall trencat.

Por razones de trabajo, Mercè vivió en Ginebra, con breves estancias en Barcelona, desde 1953 hasta los años 80. En 1958 es galardonada con el Premi Víctor Cátalà por Vint-i-dos contes.

En 1964 fallece su madre, en 1966 su marido, y en 1968 se encuentra por última vez con su hijo ya que a éste se la declarado una enfermedad mental y es recluido en el psiquiátrico.

Armand Obiols, el amor de su vida, muere en 1971 en Viena y Mercè acaba estableciéndose en Romanyá de la Selva, en Girona.

El 13 de abril de 1983 murió de cáncer en Girona.


Estamos leyendo

febrero 11, 2011

La plaza del Diamante es una novela de la escritora catalana Mercè Rodoreda. Considerada por los críticos como la obra cumbre de la autora, se ha convertido ya en un clásico de la literatura de posguerra. La novela, publicada por primera vez en 1962, ha sido traducida a más de veinte idiomas.

Con el trasfondo de la llegada de la República y de la guerra civil, narra la historia de Natalia, una joven como tantas otras de su época, que acepta sin quejarse todo aquello que la vida, y su marido, le imponen. Incluso acepta que le cambien el nombre por el de “Colometa” (‘palomita’ en español).

Esta resignación termina al finalizar la guerra. Natalia se rebela por fin contra todo lo que considera injusto. Al final de la novela dejará de ser “Colometa” para convertirse en la “señora Natalia”. Un cambio de nombre que significa también un cambio de personalidad. La novela es también una crónica fiel de la Barcelona de posguerra y de cómo marcó este periodo histórico a sus habitantes.

Utilizando como recurso expresivo el monólogo, y un naturalismo desgarrador Rodoreda permite que los lectores conozcan los sentimientos más profundos de la protagonista. La autora se sirve de un estilo narrativo simple y llano, cargado de poesía, adecuado a la inocencia e ingenuidad de la protagonista. A pesar del dramatismo de la obra, Mercè Rodoreda utiliza cierto grado de humor, adecuado también al carácter de su personaje.

Colometa es una persona sumisa e ingenua, no tiene personalidad al principio de la obra, pero mientras va avanzando la obra empieza a sacar su carácter y empieza esto por matar palomas. Colometa tiene una connotacion positiva en algún aspecto: quiere decir pequeña paloma. Este nombre se le fue dado por Quimet, quitándole su identidad.

La plaza del diamante fue llevada al cine en 1982 por el director Francesc Betriu. Sílvia Munt fue la encargada de interpretar el personaje de Colometa mientras que Lluís Homar interpretó a Quimet, primer marido de la protagonista. Posteriormente se realizó una adaptación televisiva del filme. 

Próxima reunión: Martes, 22 de febrero de 2011, a las 19.00